Bonnie Godino: “Desde muy pequeña me gustaba marcarme objetivos, mejorar día a día y superarme”

Noticias Playa Blanca | ‘Del Suelo al Cielo’, mucho más que la historia deportiva de Bonnie Godino
Bonnie Godino con su libro

Doble campeona de España en Gimnasia Artística e influencer del mundo deportivo, Bonnie Godino es una joven de Playa Blanca que acaba de publicar su primer libro, ‘Del Suelo al Cielo’, con el que pretende inspirar no sólo a deportistas sino a cualquier persona a alcanzar su mejor versión.

En esta entrevista nos cuenta cómo ha sido el proceso para llegar hasta aquí desde sus inicios en la Escuela Municipal de Gimnasia de Yaiza.

Cuéntanos un poco como fueron tus inicios en la Escuela Municipal de Gimnasia Artística, aquí en Playa Blanca.

Pues la verdad es que es una etapa que recuerdo con muchísimo cariño e ilusión. Tan solo tenía 6 añitos cuando por fin empecé a entrenar en la Escuela Municipal de Playa Blanca. Hasta aquel entonces, todos los elementos de gimnasia que sabía hacer me los habían enseñado mis amigas del colegio en el tiempo libre de los recreos. Recuerdo que mi madre había visto una exhibición del equipo principal del Club Isla Lanzarote que entrenaba en Arrecife y le encantó la disciplina y la presencia de las gimnastas, así como los valores que promovía el club, así que decidió apuntarme.

Entrenábamos en una sala poco equipada para la gimnasia artística, pero a mi me daba igual, me lo pasaba increíble y aprendía super rápido. En menos de un año ya había alcanzado el nivel de las niñas que llevaban años entrenando y empecé a entrenar en la Escuela Municipal de Yaiza, que era una sala mejor equipada y donde podría seguir mejorando mi nivel con seguridad.

¿Cuándo supiste que era solo una actividad extraescolar, sino que querías tomártelo más serio y competir?

La verdad es que, a diferencia de mis amigas del colegio, creo que yo siempre me tomé la gimnasia muy en serio. Desde mis inicios me lo pasaba pipa y disfrutaba un montón, pero ya desde muy pequeña me gustaba marcarme objetivos, mejorar día a día y superarme. Además, el proceso siempre fue muy progresivo, empecé entrenando un par de días a la semana en Playa Blanca y poco a poco se fueron sumando los días y las horas de entrenamiento, así como las horas de coche y la exigencia.

Mis padres conducían más de 80 Km cada uno al día para llevarme y recogerme de mis entrenamientos de 5 horas diarias

Sin embargo, creo que si que hubo un punto importante en esta transición fue cuando empecé a entrenar en Arrecife con unos 7-8 años. El gimnasio del Club Isla Lanzarote situado en Arrecife era el único gimnasio de toda la isla que disponía de los aparatos de competición (potro, paralelas, barra de equilibrios y suelo). Aquí pude comenzar a prepararme para competir, ya que hasta aquel entonces solo había podido entrenar el aparato de suelo en colchonetas de Judo y tiras de Tumbling. El mismo año que empecé a entrenar en Arrecife competí en mis primeros campeonatos de base y ya con 9 años debuté en mi primer Campeonato de España.

¿Recuerdas tu primer trofeo? ¿Cuál fue?

Mi primer Trofeo lo recuerdo también con mucho cariño. Era un Campeonato de Base que se celebraba en Las Palmas de Gran Canaria. Yo estaba súper emocionada porque el momento que tanto había estado deseando por fin había llegado. Me había esforzado mucho desde que había llegado al nuevo equipo de Arrecife y en muy poco tiempo había progresado muchísimo. El hecho de que la competición se celebrase fuera de la isla le añadió aún más emoción a esta nueva aventura.

En la competición estaba súper nerviosa y por aquel entonces aún no era capaz de controlar mis emociones. Sin embargo, a pesar de cometer algunos fallos, hice una buena competición y terminé subiéndome al pódium para recoger el trofeo de segunda clasificada. Para mí, esta primera competición fue una experiencia increíble. Lo disfruté un montón y me quedé con ganas de más.

Se puede compaginar la universidad con el entrenamiento y la competición de alto rendimiento perfectamente, es cuestión de organización y optimización del tiempo

En 2016 te proclamaste Campeona de España por primera vez, cuando todavía vivías aquí y pertenecías al Club Isla de Lanzarote, ¿cómo viviste ese momento?

Definitivamente ese momento fue uno de los más especiales de toda mi carrera. Había estado trabajando muy duro y sentí que por fin todo ese trabajo que la gente normalmente no ve había dado sus frutos.

Afronté aquella competición con mucha seguridad y confianza en mí misma y con ganas de disfrutar y demostrar de lo que era capaz. Sin embargo, en aquel Campeonato de España mi mente no estaba enfocada en las medallas y el trofeo, sino en hacer bien mi trabajo.

Proclamarme Campeona de España mientras aún estaba entrenando en la isla fue todo un orgullo para mí. Recibí un montón de apoyo por parte de Lanzarote y se me abrieron muchas puertas a nuevas oportunidades. La satisfacción de que se viese reflejado todo el trabajo no solo mío sino también de todos mis entrenadores y sobre todo de mis padres es indescriptible. Por aquel entonces, mis padres conducían más de 80 Km cada uno al día para llevarme y recogerme de mis entrenamientos de 5 horas diarias. Les estaré eternamente agradecida por todo el sacrificio que hicieron por mí.

Noticias Yaiza | ‘Del Suelo al Cielo’, mucho más que la historia deportiva de Bonnie Godino

Al año siguiente te mudas a Cataluña, donde te unes al Club de Gimnasia Salt, y comienzas tus estudios de Doble Grado en Biología y Biotecnología, ¿qué pesa más a la hora de elegir destino, el club o los estudios?

Realmente da la sensación de que todo estaba planeado y preparado a la perfección para mí. Incluso después de haber hecho la selectividad yo aún no tenía claro qué quería estudiar y tampoco había tenido mucho tiempo de pensarlo. Así que el día que me llegaron las calificaciones de la selectividad, supe que la nota no era ningún impedimento y que podía incluso hacer medicina si así lo quería. Me senté frente al ordenador y empecé a mirar carreras universitarias. Biología era el área que más me llamaba la atención, pero me parecía demasiado general. Buscaba algo más aplicado y enfocado hacia la parte de laboratorio. Así que encontré este doble grado y dio la casualidad de que el único lugar de España en el que se ofrecía era Girona, donde justamente estaba uno de los mejores clubes de España no solo a nivel de instalaciones sino también a nivel de resultados. No me lo pensé dos veces y allí que me fui.

Practicar deporte de alto rendimiento debería ser una experiencia divertida, satisfactoria y desafiante. No un camino lleno de llanto, presión, frustración y sacrificio

Compaginar estudios y entrenamientos habrá sido duro, no tendrías mucho tiempo libre y te habrá tocado renunciar a otras cosas, ¿cómo se lleva eso?

La verdad es que no es para nada fácil y a medida que te vas haciendo mayor se va haciendo más difícil porque necesitas más horas de entrenamiento y más horas de estudio. Sin embargo, se puede compaginar la universidad con el entrenamiento y la competición de alto rendimiento perfectamente, es cuestión de organización y optimización del tiempo.

Es cierto que los atletas de élite no disponemos de tanto tiempo libre para hacer planes sociales y tenemos que renunciar a muchas cosas con el fin de lograr nuestros objetivos. Pero, por otro lado, eso nos permite hacer cosas que no haría la gente corriente como, por ejemplo, viajar, conocer mundo, hacer amistades de otros países, vivir experiencias… Con esto no quiero decir que no tengamos vida social, si se quiere, hay tiempo para todo. Al final es rodearte de un círculo social que comprenda o incluso comparta tus prioridades y que te apoye en tu camino hacia tus sueños.

¿Con este club consigues tu segundo título de Campeona de España?

Así es. Entre exámenes, prácticas de laboratorio y trabajo, consigo sacar tiempo para seguir entrenando mis 4 horas diarias. A este Campeonato de España acudo con mucha más experiencia, autoconocimiento y sobre todo rodaje. El hecho de estar en Cataluña me permite hacer muchas más competiciones a lo largo de la temporada y llegar mucho más preparada (sobre todo a nivel mental) al Campeonato de España.

Salí a la pista con una actitud imparable. Con ganas e intención de comerme el mundo. Es la primera vez que me siento tan tranquila y con tantas ganas de competir. Además, fue la primera vez que competía en equipo y el ambiente de apoyo y compañerismo en la pista era increíble.

La idea de escribir un libro nace a partir de todos esos mensajes que voy recibiendo a través de redes sociales

¿Y el salto a influencer del mundo deportivo ha sido algo casual o buscado? ¿Cómo ha sido el proceso?

La verdad es que nunca me imaginé que podría llegar a tanta gente y construir una comunidad tan grande y valiosa en redes sociales. Ha sido un proceso también bastante progresivo, aunque este último año ha sido todo mucho más intenso y estoy súper contenta por ello.

Todo empezó queriendo compartir mi experiencia y mi aprendizaje como deportista de élite y universitaria. A medida que iba subiendo contenido y creciendo, me iban llegando cada vez más mensajes de gimnastas y deportistas que se sentían identificados conmigo y me pedían consejos o ayuda. Me di cuenta de que compartiendo mi aprendizaje de estos más de 18 años como gimnasta podía ser una fuente de gran ayuda, inspiración y motivación para mucha gente.

¿Y la de idea de escribir un libro? ¿Echaste de menos uno que te ayudara y aconsejara durante la época en la que competías?

La idea de escribir un libro nace a partir de todos esos mensajes que voy recibiendo a través de redes sociales. Me percaté de las grandes carencias que existen en el mundo deportivo, sobre todo en términos de mentalidad y salud mental. Por tanto, decidí compartir la información más valiosa que he aprendido por mi propia experiencia en estos 18 años entrenando y compitiendo como gimnasta de élite y que me hubiese gustado saber cuándo me adentré en el mundo de la gimnasia. El libro fue diseñado para guiar a los deportistas en el camino hacia su mejor versión cuidando su salud tanto física como mental, pero, sobre todo, fue creado para ayudarlos a que disfruten de cada momento de su carrera deportiva.

Para mí, lo más difícil en este sentido fue no tener a alguien que me entendiese y con quien pudiese hablar de todo lo que estaba enfrentando como deportista de élite

Lo recomiendas también para padres, madres y entrenadores, de cara a que profundicen en el mundo que rodea al deportista, ¿cuesta que te entiendan y apoyen desde fuera? ¿Qué fue para ti lo más duro en este sentido?

Sin duda, recomendaría este libro no solo a los padres y madres, sino a toda persona corriente que se encuentre en el mismo círculo social que un deportista. Personalmente, sé que puede ser desafiante para aquellos que están fuera del ámbito deportivo comprender y respaldar plenamente a un atleta. Para mí, lo más difícil en este sentido fue no tener a alguien que me entendiese y con quien pudiese hablar de todo lo que estaba enfrentando como deportista de élite. Me hubiese encantado tener una ayuda especializada y personalizada para ciertos aspectos propios del mundo de la competición.

Por eso, espero que este libro sea una herramienta para que la gente que no está inmersa en el mundo del deporte de élite pueda entenderlo mejor y alcanzar una mayor empatía con los atletas. Mi intención es que, al leerlo, los padres y los familiares puedan mejorar la comunicación con los atletas, convirtiéndose en un pilar fundamental de apoyo, comprensión y amor. También espero que entiendan que el ambiente que rodea al atleta es crucial en su carrera deportiva. Asegurarse de que el ambiente de entrenamiento sea saludable, educativo y propicio para fomentar su rendimiento es crucial. Así como no ejercer presión excesiva y enfocarse más en el esfuerzo y la superación diaria, y no tanto en resultados.

Practicar deporte de alto rendimiento debería ser una experiencia divertida, satisfactoria y desafiante. No un camino lleno de llanto, presión, frustración y sacrificio.

El contenido que comparto trasciende las fronteras del deporte y ofrecen lecciones valiosas para cualquier persona, independientemente de sus intereses o profesión.

Haces hincapié también en el cuidando de la salud mental para disfrutar del proceso, algo que preocupa mucho hoy en día por el incremento de problemas de este tipo, especialmente desde la pandemia y en jóvenes. En este sentido, muchos culpan precisamente a las redes, el mundo irreal que se vende a través de ellas, la presión que ejerce, el ciberacoso, ¿cómo lo ves tú?

Sin duda, la salud mental es una parte fundamental del bienestar de cualquier persona, y destaco la importancia de cuidarla para disfrutar de una vida plena. Considero que las redes sociales tienen tanto aspectos positivos como negativos para la salud mental, todo depende del uso que se haga de ellas. Pueden ser una herramienta poderosa para el aprendizaje, la inspiración y la difusión de mensajes positivos pero la exposición constante a imágenes idealizadas y estándares poco realistas también puede generar presiones innecesarias, especialmente entre los jóvenes.

Hoy en día, las estadísticas de adicción al móvil reflejan datos alarmantes, especialmente entre los jóvenes. Creo que la tecnología ha avanzado demasiado rápido y no nos ha dado tiempo como sociedad a prepararnos para el cambio. Considero que es fundamental abordar el tema del uso del teléfono móvil y las redes sociales promoviendo la conciencia y la educación sobre un uso saludable de las redes sociales.

Y, por último, es un libro que se centra en el mundo del deportista, pero con enseñanzas que se pueden aplicar a cualquier ámbito de la vida, ¿recomendable para cualquier público? 

Sin duda creo que este libro tiene la capacidad de inspirar y guiar a cualquier persona en el camino hacia alcanzar su mejor versión. Se lo recomiendo a cualquier persona que busque inspiración, motivación y herramientas prácticas para enfrentar los desafíos y prosperar en su propio camino, ya sea en el ámbito deportivo o en cualquier otro aspecto de la vida.

El contenido que comparto trasciende las fronteras del deporte y ofrecen lecciones valiosas para cualquier persona, independientemente de sus intereses o profesión. La superación personal, la gestión de la presión, la importancia del equilibrio entre el esfuerzo y la diversión, y el cuidado de la salud mental son temas que resuenan en la vida cotidiana de todos. Las lecciones aprendidas a lo largo de mi trayectoria deportiva ofrecen perspectivas valiosas sobre la resiliencia, el enfoque positivo y el crecimiento personal.