Jaime Quesada: » Leer, hasta en los renglones que dibuja el viento, es importante»

Jaime Quesada presenta Dibrusado en el muro
Jaime Quesada presenta "Dibrusado en el muro.

Nacido en Yaiza, Jaime Quesada o «Don Jaime», como es conocido por los cientos de alumnos que han pasado por el colegio de Playa Blanca, donde ejerció de maestro y director desde el año 78 hasta su jubilación en 2013, es toda una institución a nivel educativo tanto en nuestro municipio como en la isla. Su gran labor fue reconocida con la medalla Viera y Clavijo en 2005 y una céntrica calle de Playa Blanca lleva su nombre.

Escritor y poeta, sus cuentos han sido utilizados como material de trabajo en colegios de Lanzarote, mientras las parrandas se  encargan de entonar sus seguidillas. Hoy nos presenta su nueva obra, un poemario titulado «Dibrusado en el muro».

 

Pregunta obligada, al menos para los lanzaroteños de adopción, ¿qué significa «dibrusado»?

La imagen gráfica que nos ayudaría a explicar la palabra podría ser esta: cruzas los brazos y los apoyas sobre el muro del aljibe, la pared, y te relajas contemplando el paisaje.

¿No le pareció un poco arriesgado para titular el libro o era precisamente una llamada de atención a un público concreto y un intento de despertar la curiosidad en otro?

No me supuso ninguna preocupación el nombre, me pareció simpático, tenía los dos ingredientes que quería conjugar: muro, por aquello de que los poemas se asomaron primero al famoso muro del Facebook, y dibrusado por esa idea de relajación, de predisposición a la contemplación, la lectura…

Hoy, no podemos obviarlo, los niños disponen de más medios que apoyados en la imagen simplifican la tarea y quizás eso ayude a hacernos más cómodos

Su pasión por la escritura viene de lejos. Cuéntenos un poco cómo y cuándo se inició o qué fue lo que le animó a hacerlo.

No de tan lejos; hacia la mitad de los años noventa, con motivo de un proyecto ilusionante que pusieron en marcha el Centro del Profesorado y el Departamento de Educación del Cabildo Insular, denominado P.A.L., Proyecto de Animación Lectora, participé con uno de los textos más largos que se habían editado hasta el momento. Nació Torano, y tras él fueron surgiendo otros títulos, hasta completar siete que fueron ejes de proyectos educativos distintos desarrollados en el CEIP de Playa Blanca. Evidentemente los textos fueron trabajados en otros centros de Lanzarote y de otras islas.

Hoy en día la producción literaria es más variada y accesible que nunca, ¿por qué cree Ud. que a pesar de ello cada vez se lee menos? ¿Qué se puede hacer?

El P.A.L. pretendía esa misión importantísima que es la animación, la estimulación, propiciar las ganas de leer. Cuesta implantar esa idea, no es tan fácil por múltiples motivos: actitudes en la casa, falta de recursos, importancia que demos a la lectura, etcétera. Nosotros (nuestro colegio) tuvimos el acierto de implicarnos todos y extender el proyecto a toda la familia. Las experiencias y los resultados finales nos siguieron animando, de ahí esa cantidad de textos que trabajamos.

Hoy, no podemos obviarlo, los niños disponen de más medios que apoyados en la imagen simplifican la tarea y quizás eso ayude a hacernos más cómodos. La lectura conlleva un ejercicio de concentración aparte de las ganas de hacerlo de cada uno. Actualmente estamos potenciando la inmediatez, todo va acelerado, en un mensaje de texto recurrimos a la simplificación (cosa horrorosa) y así podríamos enumerar una serie de aspectos que, en conjunto, nos llevarían, eso creo, a dar respuesta a esta pregunta.

Y en nuestro municipio, ¿cree que serviría de algo cuidar un poco más nuestras bibliotecas? ¿Qué mejoras propondría para atraer al público joven?

En cualquier lugar. No es exclusivo de un determinado municipio. En Playa Blanca fue necesaria la colaboración de personas implicadas en la lectura para que fraguara la idea de establecer una biblioteca. Y me alegré mucho de que la antigua escuela unitaria, lejos de perecer ante los dientes acerados de una pala mecánica, se convirtiera en la biblioteca del pueblo, el referente de la cultura y del saber. Las bibliotecas están, afortunadamente, en situaciones óptimas de accesibilidad, pero no hay que descuidar el mantenimiento, servicio de préstamo, consultas para el alumnado, etc. Hay muchas experiencias que se desarrollan en todas las bibliotecas y de cada una de ellas se puede extraer aspectos positivos para enriquecer las nuestras.

Volviendo a su producción literaria, ¿hay un cambio a la poesía en algún momento o siempre formó parte de sus creaciones? 

Creo entender que todo es un conjunto. En los distintos proyectos del PAL, como era un trabajo globalizado, hicimos temas musicales, poemas, etc. Toba y los chicos de la playa, por ejemplo, tiene una canción que le dedicamos a D. Luis Umpiérrez, el Capitán, una persona muy apreciada en el pueblo. Y una cosa lleva a la otra. Ahora, posiblemente por el medio en el que he ido publicando estas ocurrencias he optado por la décima, la seguidilla y el romance, estrofas que tienen raíces muy arraigadas en nuestra cultura popular.

Este libro es una recopilación de poemas que ha compartido en su muro de Facebook, ¿Qué le atrajo de las redes? ¿Cómo comenzó su romance con ellas?

Posiblemente la novedad. Lo veo como un método cercano y rápido de interactuar. Hay personas que complementan mis aportaciones con estrofas que a ellos se les ocurre, sus comentarios, etc. Entiendo que es un medio que facilita la publicación, evitando la cantidad de trámites que precisa la publicación impresa. La tecnología nos permite divulgar un texto en el mismo momento de concebirlo y no deja de ser algo positivo. Ahora sí, intento siempre que mi publicación sea respetuosa y posibilite la reflexión sobre los temas tratados.

El origen puede estar en la contemplación de una flor, una expresión escuchada a un vecino, una noticia curiosa

¿Y cómo surgió la idea de reunirlos en un libro?

La cantidad de textos publicados en estos años es relativamente grande, hicimos una selección. La idea surgió en una conversación con Félix Hormiga, uno de los máximos referentes en la cultura literaria de Lanzarote. Y detrás de la idea se formalizó el proyecto que vio la luz con el nombre de “Dibrusado en el muro”.    

¿Qué criterio siguió para hacer la selección?     

Recogí aquellos temas que entendí tendrían más aceptación en los posibles lectores. Atrás quedaron muchos, pero considero que la selección y la cantidad se ajustan a la idea que tuvimos del proyecto.

Sus publicaciones en esta red comienzan hacia 2012 y lo hace de forma asidua por lo que da para mucho más que un libro, ¿tiene prevista alguna otra recopilación?

Esa idea no deja de tener posibilidades. Lo estudiaremos y, si se considera posible y oportuno, no descarto que pueda surgir otro libro en un futuro. Este surgió proponérmelo, que no nazca uno nuevo no es algo que me produzca  preocupación. Vamos a esperar a ver qué tal se desenvuelve “Dibrusado en el muro” y luego nos plantearemos nuevas tareas.

Jaime Quesada
Jaime Quesada.

Décimas, seguidillas y romances le sirven para elogiar los rincones de su municipio y de la isla, sus gentes o tradiciones pero también para reflexionar sobre la actualidad e incluso para la crítica social y política, ¿es también una forma de desahogo?

Generalmente realizo los trabajos como una actividad agradable. El origen puede estar en la contemplación de una flor, una expresión escuchada a un vecino, una noticia curiosa, etc. También he realizado algún comentario más o menos jocoso, más o menos afortunado, sobre actuaciones políticas. Y sí, por qué no, puede ser también una forma de expresar mi sensación de rabia, de tristeza, dolor, etc.  De todas formas, el lector o la lectora es libre de sacar sus conclusiones una vez leído el poema. Eso es así.

¿Cuál es su rincón favorito del municipio para encontrar inspiración? 

Tenemos un municipio donde la belleza está presente en todos los rincones. Cualquier lugar de Yaiza, pero abundo, de Lanzarote, es el escenario idóneo para inspirar a cualquier persona.

Para escribir ya vemos que ambos le van bien pero para leer, ¿es más de papel o se inclina por el formato digital?

El papel me encanta, pero el formato digital no hay que descartarlo. Mis compañeros del colegio, cuando me jubilé, me regalaron un libro electrónico que guardo como oro en paño aunque el uso lo ha ido deteriorando. Leer, hasta en los renglones que dibuja el viento, es importante.

Ni que decir tiene que la pandemia ha causado mucho dolor, crisis, frustración… pero también cosas buenas, ¿qué destacaría Ud.? ¿Para qué le ha servido?

Al respecto he hecho varios poemas (no están contenidos en “Dibrusado”) y siempre con una intención positiva, con la idea de transmitir sosiego, esperanza y ver que hay una luz en el horizonte. La pandemia nos ha dejado sensaciones contradictorias y creo que de ellas he dejado referencia en los textos publicados al respecto: íbamos a salir mejores que nunca; opinamos, a mi parecer, como si fuéramos expertos; la soledad de los mayores, etc. Creo que, como a muchísimas personas, nos ha servido de reflexión. Ojalá no siguiéramos tropezando una y otra vez en la misma piedra.

Cuando las condiciones lo permitan, ¿habrá presentación de «Dibrusado en el muro» en nuestro municipio?

En realidad no lo sé. “Dibrusado en el muro” nació en un momento muy particular. No descarto que exista esa posibilidad. El tiempo dirá. Lo que sí valoro es que este gesto de hacer una referencia en Yaiza te informa colaborará en su divulgación.

Muchas gracias a Ud. Don Jaime por atendernos tan amablemente y por sus deliciosos versos a esta tierra, sus flores y sus gentes.