Las medidas restrictivas implantadas por el Gobierno de Canarias se aliviarán este fin de semana

Lanzarote cuenta a día de hoy con 196 casos activos y hay 3 personas ingresadas en la Unidad de Cuidados Intensivos

Presidenta-Cabildo

La presidenta del Cabildo de Lanzarote, María Dolores Corujo, ha comparecido hoy ante el Pleno de la Corporación para hacer un repaso de la crisis sanitaria generada por el Covid- 19 y valorar las medidas adoptadas durante los últimos meses para controlar la propagación del virus entre la población.

La presidenta, que ha recordado que las medidas más restrictivas implantadas por el Gobierno de Canarias se aliviarán este fin de semana, ha insistido en el cumplimiento de las medidas básicas de protección “para enfrentarnos al invierno”, una estación propicia para que se extiendan los contagios, según los expertos. Concretamente las medidas que dejan de tener efecto a partir de mañana sábado son las relativas a la suspensión de actos y eventos que congreguen a más de diez personas, el cierre de los establecimientos de restauración a las 24.00 horas y el cierre de los centros de día no ocupacional de la isla.

En su comparecencia Corujo ha lamentado el fallecimiento de nueve personas durante la pandemia, “la mayoría (6), durante la primera fase”, y explicó que Lanzarote “ha sufrido un total de 1.032 casos, de los cuales 196 permanecen activos, con 3 personas ingresadas a día de hoy en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital José Molina Orosa”.

La presidenta destacó “el aprendizaje acumulado, la mejora en los sistemas de localización y de diagnóstico y la labor de la sanidad pública a través del equipo covid nos han permitido enfrentarnos con garantías a esta segunda ola en la que se han registrado casi 1000 casos”. Afortunadamente, “la incidencia acumulada durante los últimos siete días”, informó, “es de 36,12 casos por cada 100.000 habitantes”.

La presidenta informó a los consejeros sobre una próxima puesta en marcha de un sistema de monitorización y análisis de aguas fecales, trasladando también la intención del Cabildo de “promover una campaña de vacunación contra la gripe que se llevará a cabo en las propias dependencias de la Institución”, siguiendo las recomendaciones del consejero de Sanidad. “Tenemos que conseguir, entre todas y todos, que la gripe común no se mezcle con posibles rebrotes del coronavirus”.

“No es tiempo de relajación” concluyó Corujo. “Al contrario, seguiremos manteniendo la tensión y la atención, seguiremos implantando medidas de control y monitorización y adquiriendo material de protección para afrontar ese invierno sobre el que nos advierten los especialistas. Pero, sobre todo, seguiremos pidiendo a nuestra gente que no baje la guardia”.