Yaiza agradece a los locales su colaboración en el cumplimiento de las restricciones por covid

    Óscar Noda declara que “aunque es obligatorio acatar todas las medidas preventivas frente al covid, sí queremos destacar el respeto de los establecimientos a los horarios de cierre vigentes para cada nivel y actividad”

    Noticias Yaiza | Paseo Marítimo Playa Blanca
    Paseo Marítimo de Playa Blanca.

    El Ayuntamiento de Yaiza agradece a bares, restaurantes, establecimientos de ocio y comercios en general su colaboración en el cumplimiento de todas las medidas preventivas temporales ordenadas por la Comunidad Autónoma de Canarias en los distintos niveles de alerta por covid-19, que Lanzarote mantiene en nivel 2. El alcalde de Yaiza, Óscar Noda, declara que “aunque es obligatorio acatar todas las medidas, sí queremos destacar el respeto de los establecimientos a los horarios de cierre vigentes para cada nivel y actividad”.

    El alcalde informa que “la Policía Local habló con responsables de locales de ocio nocturno antes del pasado fin de semana para recordarles a discotecas, bares de copas y karaokes que deben permanecer cerrados en nivel de alerta 2, y así lo hicieron. Sé que ha sido un sector muy golpeado por la pandemia, y personalmente valoro el esfuerzo que siguen haciendo para subsistir, pero ahora toca cumplir por el bien de la salud pública y del futuro económico de sus negocios”.

    Por otra parte, Yaiza reporta que no ha habido mayores incidencias en el municipio con los negocios de hostelería y restauración que están cerrando sus locales antes de las 00:00 horas. No está permitida la venta ni el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública, parques o zonas de esparcimiento al aire libre.

    El alcalde hace un nuevo llamamiento a la concienciación ciudadana para el cumplimiento de todas las medidas de responsabilidad individual como el uso de mascarilla en zonas interiores. “La vacunación avanza satisfactoriamente en nuestro municipio, pero no podemos relajarnos porque dar pasos atrás significaría un golpe mortal a la salud y por consiguiente a la economía, ahora que parece que las actividades comerciales empiezan a facturar”, apostilla Óscar Noda.