El Cabildo inaugura “Sombrera: homenaje a la mujer rural y costera”

    Exposición Sombrera

    Reyes, María, Teresita, Ana, Antonia… y así hasta treinta mujeres rurales y costeras ponen rostro a la exposición “Sombrera” inaugurada el pasado jueves en la Casa Amarilla de Arrecife.

    La muestra, promovida por el Centro de Datos del Cabildo de Lanzarote, contó con la presencia de la mayor parte de las mujeres que han participado en esta exposición de las comisarias Arminda Arteta y Vanesa González y una emocionante actuación de Beni Ferrer.

    Inauguración de la exposición Sombrera
    La inauguración contó con la presencia de la mayor parte de las mujeres que han participado en esta exposición de las comisarias Arminda Arteta y Vanesa González.

    “Sombrera” no solo cuenta con fotos de mujeres con la sombrera como símbolo de la época sino con entrevistas donde exponen sus experiencias en el campo y costa, así como material de antaño como libros antiguos y herramientas u otros objetos originales cedidos por coleccionistas.

    La historiadora Arminda Arteta y la diseñadora gráfica Vanesa González forman un tándem perfecto para plasmar este “proyecto utópico que podemos hacer realidad gracias al Centro de Datos. Siempre que veíamos fotografías de las mujeres, protegidas por esa sombrera, nos fascinaba la estética, cómo envolvía a la mujer en la sombra. La sombra que las protegía del sol, también convierte a la sombrera en una analogía de cómo la historia ha sumergido a la mujer en el anonimato”, afirma Arteta.

    Visitantes admirando la exposición

    La muestra, que cuenta con la participación de artistas como Santiago Alemán, Ildefonso Aguilar, Miguel G. Morales, los fotógrafos Nico Melián y Joaquín Vera, el iluminador Shelma Zebensuí, los ingenieros agrónomos Marta Peña y Jaime Gil o el filólogo Zebensuí Rodríguez, podrá visitarse hasta el mes de septiembre en horario de martes a viernes, de 10:00 a 14:00 y de 14:30 a 18:00 horas, y los sábados de 10:00 a 14:30 horas en la Casa Amarilla de Arrecife. La entrada es gratuita para los residentes en Lanzarote.