Canarias sufragará test antiCOVID a los residentes canarios en Península que regresen a las Islas por Navidad

A los turistas extranjeros se les exigirán pruebas de antígenos. El presidente Torres firmará tres decretos para regular la entrada segura a las Islas de residentes canarios, del resto de ciudadanos españoles y de los viajeros extranjeros

Consejo de Gobierno

El portavoz del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, anunció en la noche de ayer, tras la reunión del Consejo de Gobierno celebrada de forma simultánea en Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife, que Canarias sufragará las pruebas PCR o test de antígenos, preferiblemente en origen, a los residentes canarios que regresen a las Islas desde el resto del país por estas fechas navideñas. La medida pretende aportar la máxima seguridad y proteger así a sus familiares y a la población en general en las Islas.

En un Consejo centrado básicamente en la situación sanitaria en Canarias y en las medidas adoptadas en este ámbito, Pérez explicó que se había acordado que el presidente regional, Ángel Víctor Torres, resuelva mediante decretos los sistemas de control de entrada al Archipiélago de los estudiantes, del resto de ciudadanos españoles y de viajeros de otros países. Para ello, el Gobierno regional se acoge al real decreto ley que regula el estado de alarma en vigor, que otorga a los presidentes regionales las competencias para adoptar estas decisiones.

En compañía del consejero de Sanidad, Blas Trujillo, Julio Pérez indicó que será el Servicio Canario de la Salud (SCS) el que costee las pruebas y establezca el protocolo de actuación para el control de los residentes canarios mediante la realización de test antiCOVID en sus lugares de origen.

Un segundo decreto irá destinado a los peninsulares no residentes en Canarias que deseen viajar al Archipiélago. El sistema operativo será muy parecido al de los residentes en las Islas, pero no lo sufragará la Comunidad Autónoma. En este caso, y según explicó el portavoz gubernamental, se buscará un modelo muy similar, que se coordinará con el que también se aplique en Baleares, lo que facilitará la actuación a los operadores turísticos y compañías aéreas.

El tercer decreto se centrará en los análisis a los turistas extranjeros. Pérez subrayó como muy positiva para las Islas la “inminente apertura del mercado británico. Esperamos, así, que se reanude el flujo de turistas” desde ese país. Para su control, se exigirán pruebas de antígenos, en línea con el decreto ley autonómico ya aprobado por el Ejecutivo regional, siempre preferiblemente en los sitios de origen. “En la medida en que esto pueda contradecir la norma nacional (vigente desde el pasado 23 de noviembre), se ha acordado requerir al Ministerio de Sanidad para que dicte una resolución que haga una excepción con el caso de Canarias”, explicó el portavoz. En cualquier caso, Canarias sigue negociando con el Ministerio la armonización del sistema de control sanitario antiCOVID para los extranjeros.

En este sentido, Pérez remarcó que, en sus recomendaciones de este miércoles, la propia autoridad sanitaria y aérea de la UE arropa esa decisión de Canarias sobre los test.