El Hospital Molina Orosa mejora el equipamiento para la detección precoz del cáncer de mama

El servicio de Radiología incorpora nuevos equipos de última tecnología y un portátil de rayos X para la atención a los pacientes COVID-19

Nuevo equipo incorporado al Hospital Molina Orosa

El Hospital Doctor José Molina Orosa ha incorporado a la Unidad de Mama del servicio de Radiología un nuevo ecógrafo de última tecnología que aporta una mayor y mejor resolución a las pruebas diagnósticas de la unidad.

El equipo médico y técnico consideran que este nuevo sistema de imágenes por ultrasonido tiene un enfoque de mayor fidelidad y mejora la penetración en la ecografía. Asimismo, se señala que es más ágil para el diagnóstico por su mayor contraste y resolución lo que evita pruebas complementarias y resulta más confortable para la paciente.

Esta versión más moderna del ecógrafo incorpora al servicio mejoras que permiten diferenciar con claridad una lesión solida o un quiste y ofrece más información para detallar si se trata de una lesión maligna o benigna debido a los avances que incorpora el nuevo aparato. Este equipamiento, subrayan los radiólogos, permitirá agilizar el trabajo y ofrecer un mejor servicio.

La Unidad de Mamá del Doctor José Molina Orosa trabaja para avanzar en el diagnóstico precoz en el cáncer de mama y precisamente este nuevo equipamiento para el diagnóstico va a permitir identificar un mayor número de casos.

Nuevo ecógrafo

Esta Unidad presta servicio todos los días de la semana, dado el volumen de trabajo. Así, mientras en horario de mañana se trabaja con los pacientes de especializada, las tardes y sábados se reservan para atender a las mujeres que están dentro del Programa de Detección Precoz del Gobierno de Canarias. Durante el 2020 se realizaron para este programa un total de 3.556 pruebas.

Nuevos equipos

Asimismo, el servicio de Radiología ha mejorado su equipamiento de diagnóstico por imagen con la adquisición de otro ecógrafo de alta gama de gran precisión y nitidez que se caracteriza por su capacidad para aumentar la profundidad de la prueba de forma significativa. El nuevo aparato incorpora diversas herramientas automatizadas de análisis y medición que consigue una mayor precisión y más velocidad de los exámenes y estará dedicado a exploraciones abdominales, de tiroides, músculo esquelético, venoso y arterial y ecografías de neonatos.

Por otro lado, la dirección de centro decidió incorporar un equipo portátil de rayos X al servicio por la alta demanda de pruebas que ha originado los ingresos por COVID-19 durante el mes de enero. Este nuevo portátil, actualmente está dedicado en exclusiva a los pacientes ingresados por coronavirus en planta y en la Unidad de Cuidados Intensivos, ya que facilita la labor de los técnicos y aporta mayor agilidad a las pruebas.

El equipo móvil cuenta con una pantalla que permite obtener una vista previa o instantánea de la imagen junto a la cama del paciente y confirmar si es válida para el diagnóstico. Los facultativos destacan la alta calidad de las imágenes y la mejora de las prestaciones que facilita el proceso y los tiempos de examen.