Hacienda activa un sistema para facilitar el comercio electrónico y evitar el habitual “no se envía a Canarias”

La Agencia Tributaria Canaria aplicará un método que permite eliminar los costes indirectos que soportan los consumidores en las entregas de mercancía

Entrega de paquetería

El próximo 1 julio la Agencia Tributaria Canaria activará un nuevo sistema que simplifica los trámites de entrega de mercancías para artículos de menos de 150 euros, contribuyendo al despliegue del comercio electrónico y a la erradicación de la conocida coletilla “no se envía a Canarias”.

El método que pondrá en marcha da al consumidor la posibilidad de realizar él mismo una sencilla declaración para la que solo hará falta un método de identificación válido (certificado electrónico, DNI electrónico o Clave PIN) y el número de envío o de seguimiento del paquete que facilita el vendedor. También puede pedir al transportista que realice este trámite si así lo desea.

Esta declaración, que se llamará H 7, sustituirá a la Declaración Simplificada de Bajo Valor, la que está vigente hasta el momento y que solo puede efectuar el transportista de la mercancía al ser el único que conoce el número de declaración sumaria. Esta circunstancia viene provocando cierta indefensión al consumidor, pues se le pueden repercutir costes de distinta naturaleza, sin que aquel conozca el importe final de su transacción.

La declaración H7 se podrá presentar a través de la sede electrónica de la Ventanilla Única de presentación telemática de declaraciones de importación y exportación y aduaneras en Canarias (VEXCAN), de la Agencia Tributaria Canaria o de la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

En cualquier caso, se mantendrá la exención del IGIC a los valores menores de 150 euros y la dispensa de realizar el llamado Documento Ünico Administrativo (DUA), gracias a las especialidades derivadas del REF y su condición de territorio fiscal especial dentro de la UE.

No ocurre lo mismo en el resto del Estado, que incluso desactivará el próximo 1 de julio la franquicia de 22 euros para el IVA vigente ahora mismo.

De este modo, mientras que en el caso del IVA la declaración se presentará ahora para hacer una liquidación del impuesto, al desaparecer la franquicia de 22 euros, en el caso del IGIC se hará justamente para acogerse a la franquicia-que seguirá siendo de 150 euros- todo ello sin perjuicio de garantizar los controles que permitan comprobar el cumplimiento de las normas aplicables y de que se seguirá evaluando el sistema para introducir las mejoras que resulten necesarias.