Bruno Medina (Cs) rechaza que Lanzarote continúe en nivel 2 de alerta y pide la rectificación del Consejo de Gobierno de manera inmediata

    El miembro del comité provincial de Cs, Bruno Medina, no entiende que no se baje a nivel 1 cuando “la presión hospitalaria de la isla es de sólo 2 personas y hay una incidencia acumulada de 32.73 por cada 100.000 habitantes”

    Noitcias Lanzarote | Bruno Medina, miembro del Comité Provincial de Cs Las Palmas y portavoz en el Ayuntamiento de Yaiza
    Bruno Medina, miembro del Comité Provincial de Cs Las Palmas y portavoz en el Ayuntamiento de Yaiza.

    El miembro del comité provincial de Ciudadanos en Las Palmas y portavoz en el Ayuntamiento de Yaiza, Bruno Medina, se ha mostrado muy crítico con “la decisión del Consejo de Gobierno de  Canarias de mantener a Lanzarote en la fase 2 en el nivel de alerta por COVID”, a pesar de que la isla ha rebajado de forma significativa el número de casos, se ha reducido la presión hospitalaria y el ritmo de vacunación es mucho mayor  que el de otras islas del archipiélago”.

    “Es inadmisible que con el avance positivo que está teniendo Lanzarote no se traduzca en la bajada de fase a nivel 1 y que una semana más se quede estancada en el nivel 2”, ha rechazado Medina. En este sentido, ha afirmado que “esta decisión del Consejo de Gobierno supone un gran varapalo para la recuperación económica y para las expectativas del sector hostelero insular”, y ha manifestado que “en la rueda de prensa ni siquiera se han explicado los motivos por los que se ha decidido que Lanzarote continúe en nivel 2 de alerta”.

    El cargo orgánico de Ciudadanos ha lamentado que “las empresas, las pymes y los autónomos se encuentran en una situación insostenible y para la mayoría de ellos estos meses son decisivos para poder remontar. Al respecto, ha recordado que “si la isla estuviera en fase 1, se  permitiría a la restauración tener mesas de hasta 10 personas, el 100% del espacio en terrazas y hasta el 75% en interior, mientras que el ocio nocturno ampliaría su horario hasta las 2 de la madrugada”.

    “Estas medidas supondrían un balón de oxígeno para unos establecimientos hosteleros que han sido de los más perjudicados desde el inicio de la pandemia”, por lo que “retrasarlo aún más es ampliar la agonía de una gran parte del motor económico de la isla”.

    Por todo ello, y porque “los datos en Lanzarote permiten que la isla baje a nivel 1 de alerta”, Bruno Medina ha pedido“la rectificación del Consejo de Gobierno de manera inmediata”.