Las asociaciones A.C.R.A.L. y El Burgao exigen al Cabildo la apertura inmediata del camping de Papagayo

    Han remitido una carta con una serie de propuestas para su apertura que incluyen un aforo limitado al 50 por ciento y la no apertura de aseos o del servicio de suministro eléctrico, entre otras cuestiones

    Camping Papagayo
    Vista general del Camping de Papagayo.

    La Asociación Cultural y Recreativa de Autocaravanas por Lanzarote (A.C.R.A.L) y la Asociación Caravanista El Burgao han remitido una carta a la presidenta del Cabildo de Lanzarote, María Dolores Corujo, en la que exigen «la puesta en marcha del área de acampada de Papagayo de forma inmediata, ya que estamos a punto  de comenzar la etapa  estival».

    En su escrito las asociaciones aseguran que «después de diversas reuniones con su grupo de gobierno en las que se nos ha dicho de forma verbal que el área de acampada estaría abierta para estas fechas«, a día de hoy no disponen de respuesta alguna, motivo por el remiten esta misiva en la que además proponen ciertas medidas para su apertura como un aforo limitado al 50 por ciento, la no apertura de aseos o del servicio de suministro eléctrico puesto que cada vehículo vivienda debe disponer de uno propio o que la seguridad privada se limite a las tardes-noches y fines de semana, entre otras cuestiones.

    Los autocaravanistas recuerdan también que Lanzarote no dispone de ningún área específica para desarrollar esta actividad turística cuyos entusiastas gastan en los comercios locales una media de 100 euros diarios, en el caso de una pareja, y 150 euros en el de una familia de 4 personas, y que el único camping existente lleva cerrado más de un año. Aseguran llevar muchos años trabajando para la consolidación de esta área de acampada «así como la implantación de nuevas zonas de estacionamiento, acampada y/o Camping», una actividad que cada año, detallan, «genera 477 millones de euros» y que el 29 de noviembre de 2020 el parlamento canario aprobó, por la unanimidad, la proposición no de ley (PNL) 10L/PNLP-0222 «que promueve la creación  de áreas de  servicio  por tiempo limitado,  para  el estacionamiento y pernoctación de autocaravanas, vehículos vivienda y campervan».

    Entre los argumentos que esgrimen los autocaravanistas para exigir su apertura destacan que «desde  hace  muchos meses se está utilizando el parking de Papagayo sin ninguna clase de servicio y sin que se haya producido ningún tipo de episodio que tuviese consecuencias sanitarias en  el marco del COVID» y «en toda Canarias están  funcionando todos los campings y áreas con total normalidad, siendo Lanzarote la única isla sin áreas y con el camping cerrado».

    Además, detallan en su escrito, se trata de una actividad al aire libre y con aforo limitado, sostenible (los vehículos vivienda no precisan de servicios extras, como agua o electricidad), con rentabilidad económica (actualmente el área de acampada supone un gasto de más de 100.000 euros de las arcas públicas y con el abono de una cuota por día de estacionamiento se podrán generar ingresos que cubran los gastos de seguridad y mantenimiento), así como viabilidad técnica, ya que una gestión directa no precisa de tramitación administrativa compleja.